Consejos para elegir telas

Consejos para elegir telas

Cuando uno tiene doscientas cincuenta opciones para escoger es fácil sentirse indeciso. Aquí van unos consejos para ayudarte a dar con la tela ideal:

  • Utiliza los filtros para descartar rápidamente las telas que por tipo de tejido, diseño o tonos no entran en tus planes.
  • Pídenos muestras gratis de hasta cinco telas y las recibirás en casa en solo unos días. Así podrás valorar su textura y color exactos.
  • Si te gusta contar con la opinión de los demás, puedes compartir las descripciones de las distintas telas en las redes.
  • El personalizador ya tiene en cuenta las limitaciones de uso de algunas telas: no podrás escoger una delicada tela para cortinas para encargarnos una funda de sofá.

¿Naturales o sintéticas?

Telas naturales o sintéticas

Las telas que habitualmente se utilizan en tapicería se pueden clasificar por su origen en dos grandes grupos:

* Las tejidas con fibras naturales son el algodón, el lino, la lana y la seda entre otras. Estas fibras se tejen mecánicamente y tienen indiscutibles virtudes: suavidad, frescura, confort térmico y, por supuesto, ser respetuosas con el medio ambiente.
* Las telas de fibras sintéticas son fruto de un proceso químico que da como resultado tejidos que aportan otras ventajas: mayor durabilidad, menos arrugas, cuidado fácil y resistencia de los colores, entre otras.

Es muy usual que los dos tipos de fibras se combinen, dando como resultado telas de composición mixta que tratan de aunar las virtudes de ambas. En muchas ocasiones puede resultar difícil distinguir por el tacto una tela que incluya una parte de fibras sintéticas de una 100% natural.

Si en tu casa alguien tiene alergia a los textiles, es importante usar fibras naturales sin tratamientos químicos para reducir o eliminar los síntomas.

La mejor elección depende de muchos factores. Antes de decidirte, ten muy en cuenta las cualidades de las telas que necesitas y acertarás.

¿Lisas, rayadas o estampadas?

Consejos para elegir telas para fundas de sofa

Más allá de los gustos personales, hay algunas cuestiones en las que todo el mundo parece estar de acuerdo:

  •  Los tejidos lisos siempre se pueden usar para todo –sofás, cortinas, cojines…- y nunca fallan. Aunque es cierto que los resultados decorativos pueden ser más limitados, si eres lo suficientemente audaz con los colores, puedes llegar a convertir un sofá totalmente liso en el verdadero protagonista de un salón.
  • Los rayados multicolores son alegres y son perfectos para looks mediterráneos. Los rayados simples, en cambio, pueden resultar una opción muy elegante y sofisticada si se le da un papel protagonista.
  • Por su parte, un estampado bien elegido aporta modernidad y movimiento a los espacios. Eso sí: hay que tener en cuenta el tamaño del dibujo a la hora de tapizar muebles pequeños, como sillas o bancos. 
  • Las telas con texturas y tramas muy marcadas, los ikats y los geométricos son apuestas que nunca pasan de moda.

La clave del éxito es dar con la combinación de lisos y estampados que confiera atractivo y personalidad al espacio.

Por ejemplo, una habitación con cortinas lisas, un cubrecama estampado y un sillón brocado compartiendo tonos y mezclando texturas puede pasar de ser un entorno sencillo a un gran espacio.
En todo caso hay que evitar recurrir excesivamente a las mezclas, tanto en lo referido a la textura como a las tonalidades. ¡Adelante con tu inspiración!